*Ejidatarios y Comuneros Pobres, Héroes de la Alimentación

*Necesario, Seguimiento del Gasto Público aún en Pandemia: Sauri Riancho

Cxu News/ Nuevo amanecer del agro… Durante las últimas décadas, el campo mexicano acumuló pobreza, marginación y desigualdad. Hubo beneficios para el país, pero no para todos. Es momento que el Estado recupere su papel como promotor de un desarrollo inclusivo y sustentable, expuso ante senadores el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos.

Una política de Estado en esta materia, dijo, es el punto de partida para lograr autosuficiencia alimentaria y evitar depender de las importaciones. Justicia para los ejidatarios, comuneros y pequeños productores, quienes aportan más del 50 por ciento de los alimentos que se consumen en el país; cuando la gran mayoría de ellos viven en condiciones de marginación y pobreza. Hoy, en medio de la pandemia, han demostrado ser los héroes de la alimentación.

Al comparecer este martes en el marco de la Glosa del Segundo Informe Presidencial, sostuvo que esta transformación del agro mexicano, y la comprometida visión social, “requieren del concurso del Poder Legislativo y de las entidades federativas que ustedes representan. Todos aquí estamos convencidos que el sector agropecuario y pesquero, ha sido y será un eje para el desarrollo económico y social de México”.

La balanza comercial agroalimentaria en México se mantuvo favorable con un superávit por 8 mil 839 millones de dólares en enero a agosto, aumentó 31 por ciento en tasa anual. En el mismo periodo, la agropecuaria y pesquera presentó un alza en las exportaciones y redujo las importaciones; con un saldo positivo de 4 mil 384 millones de dólares.

Al expresar que, con el apoyo de todos los sectores productivos, incluidos de manera muy relevante los más modernos y avanzados. “El comportamiento del sector agroalimentario en su conjunto, ha sido ejemplar y la sociedad debe reconocérselo”. La Sader ha dirigido la mayor parte de sus recursos a entregar apoyos directos y al acompañamiento técnico a productores de pequeña y mediana escala.

En los primeros seis meses de este año, mediante el programa Producción para el Bienestar se ejerció el 86.3 por ciento de su presupuesto total, 9 mil 492.7 millones de pesos del programa para 2020; y 21.4 por ciento más que lo erogado en el mismo periodo del 2019.

La mayoría de esos recursos corresponden a apoyos canalizados directamente a un millón 984 mil 41 productores, de los cuales, el 83.9 por ciento (un millón 665 mil 124), son productores de pequeña escala, con predios de hasta 5 hectáreas de temporal y 0.2 hectáreas de riego.

Para el cultivo de granos básicos, se destinaron 7 mil 361.1 millones de pesos; a la producción de caña de azúcar se canalizaron 900 millones y a las cosechas del café 816 millones de pesos. Y el programa de distribución de fertilizantes a los productores rurales, de pequeña escala de Guerrero, ha coadyuvado a elevar la producción de maíz, frijol y arroz en los 81 municipios de ese estado.

Este año, el presupuesto del programa es de mil 677 millones de pesos, de los cuales se había ejercido 87.7 por ciento a fines de septiembre. Se consolida como ejemplo de lo que se puede lograr con recursos limitados, pero con gran coordinación entre autoridades federales, estatales y locales; con el concurso de diferentes instituciones del sector. Considerando su impacto positivo, se aplicará en los estados de Morelos, Tlaxcala y Puebla.

A través de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), se desarrollan importantes programas en apoyo a la economía campesina y a la autosuficiencia alimentaria. El Programa de Precios de Garantía a maíz, frijol, trigo, arroz y leche que, entre septiembre de 2019 y junio de 2020, tuvo una derrama económica de 7 mil 300 millones de pesos, para 97 mil 778 beneficiarios, y logró que su ingreso se elevara 33.5 por ciento respecto del precio medio rural de sus productos.

Estos agricultores cosecharon un millón 848 mil 177 toneladas de granos y produjeron 411.3 millones de litros de leche fluida. En tanto que, el apoyo a productores de frijol afectados por la sequía del año pasado benefició en los meses de mayo y junio 2020 a 11 mil 452 productores.

Ante la crisis sanitaria por la Covid-19 han sido de enorme ayuda los programas de abasto que ya operaban, en especial la canasta básica y su componente de abasto rural, que de enero a junio de 2020 desplazó de forma mensual 85 mil toneladas de alimentos y otros productos, 25 mil más que en igual periodo del año pasado.

De septiembre 2019 a junio 2020, con el Programa de Abasto Social de Leche, se distribuyeron 673 millones de litros de leche para apoyar a la población beneficiaria en 2 mil 131 municipios del país; cuando con el Programa de Adquisición de Leche Nacional se compró leche fresca a más de 5 mil 500 productores nacionales, con una derrama económica de 4 mil 858 millones de pesos.

Con el Programa de Fomento a la Actividad Pesquera y Acuícola se apoyó a los pescadores y acuicultores. Se destinaron mil 337.7 millones de pesos para 190 mil beneficiarios, en 4 mil 301 unidades económicas pesqueras y acuícolas en 25 estados. Otro gallo ya les canta…

Basta que se audite bien… La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, previno que aun con la emergencia sanitaria “como la que estamos viviendo y toda su gravedad, no se debe desandar el camino avanzado en materia de seguimiento y evaluación del gasto público”.

Al dar un mensaje durante la presentación virtual del Índice de Desempeño de Programas Públicos Federales, realizado por Gestión Social y Cooperación A.C. (Gesoc A.C.), la legisladora resaltó la necesidad de hacer una verdadera evaluación del decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021.

“Tengo la hipótesis de que el decreto se ha ido empobreciendo en estos dos años; es decir, los mandatos que la Cámara de Diputados señala en ese decreto, no sólo del gasto, sino de los mecanismos de seguimiento y evaluación”.

Afirmó que dicha evaluación es un tema que se tiene que enfatizar en la discusión del PEF 2021; es decir, plantear qué mandatos darle a la Auditoría Superior de la Federación para que realice qué tipos de auditorías, porque es el instrumento más importante del que dispone la Cámara de Diputados para buscar que los programas presupuestales se conduzcan de manera adecuada.

Se trata, agregó, no de evaluar el gasto público, porque para eso está la Auditoría Superior de la Federación, pero sí el instrumento jurídico, cuáles son sus incidencias y cuáles han quedado como “llamados a misa”…

argondirector@gmail.com y argonmexico@gmail.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *